25 mar. 2010

EXTRANJEROS AL GRITO DE GUERRA


El partido terminó 0-0 y de no ser por la tacleada que casi mata a un pobre descamisado habría provocado bostezos. Así pasa cuando armas un equipo express contra un país que se defiende con 7 jugadores de 1-90. Pero hubo muchos aprendizajes. El más importante, y que no hay que perder de vista, es la configuración que va adquiriendo la selección nacional.

De los 11 jugadores que iniciaron el partido sólo 10 nacieron en México. El onceavo, Matías Vuoso, viene de Mar del Plata. Es mexicano pues tiene un pasaporte que lo acredita como tal. Pero aún así no debería ser convocado.

Antes que nada porque no es ningún prodigio- como sí lo son Sena con España, Podolski para Alemania o en su momento Trezeguet en Francia. Si lo fuera estaría portando el 9 sobre una camiseta a rayas celestes y blancas.

Después, porque su incursión agrava la ya de por sí escaza generación de delanteros que nuestro futbol ha padecido desde finales de los 90.

Y finalmente porque la incorporación de jugadores naturalizados, desde Caballero hasta Sinha, no representa la composición social de nuestro país.

Me explico: Francia y Estados Unidos son naciones con un alto porcentaje de inmigrantes, por lo tanto no es casualidad ni capricho que sus selecciones estén plagadas de jugadores que nacieron en otro país o cuyos padres o abuelos son extranjeros. Alemania, que cuenta en su arsenal con dos delanteros de Polonia, no tarda en nombrar capitán a algún hijo de la comunidad más extensa dentro de sus fronteras: la turca. Holanda, mientras tanto, sigue vistiendo de naranja a jugadores provenientes de sus colonias caribeñas.

En cambio aquí basta salir de la Colonia Condesa para darse cuenta que en nuestro país no abundan argentinos ni brasileños (o peor aún: argentinas y brasileñas).

Es curioso, pero quizá por eso nos gusta tanto alinearlos en la selección sin importar que lleven poco tiempo en el país, que tras su "mexicanización" sólo exista el interés de ir al Mundial, y que no sean Messis en potencia. Al fin y al cabo si una selección es espejo del país que representa, los naturalizados del Tri son un fiel reflejo de nuestra sórdida identidad malinchista.

No me envuelvo en la bandera ni soy xenófobo, que quede claro. Lejos de ello agradezco lo mucho que nos enriquece el crecimiento de todas las comunidades extranjeras, incluídas por supuesto la brasileña y argentina. Pero tratándose de futbol si seguimos por el mismo camino llegará un día en que el único equipo con el que todos entonemos el himno ya no será el Tri. Serán las Chivas. 

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que el fútbol es un deporte que en los últimos años se ha globalizado tanto que sacar a relucir estos nacionalismos no tiene mucho que ver con los tiempos que vivimos. Es cierto que la composición social de México no está representada por una selección de extranjeros, sin embargo, la composición de los equipos de la liga y los líderes en las tablas de goleadores dejan en claro cualquier duda que se tenga cuando se ven tantos extranjeros (que no los son tal).
Sin querer aburrirlos, esta es la lista de los goleadores de torneos en los últimos años.


Apertura 2009. Emanuel Villa. Argentina.
Clausura 2009. Hector Mancilla. Chile
Apertura 2008.Héctor Mancilla. Chile
Clausura 2008. Humberto Suazo. Chile.
Apertura 2007. Alfredo Moreno. Argentina.
Clausura 2007. Omar Bravo. México.
Apertura 2006. Bruno Marioni. Argentina.
Claurusa 2006. Sebastián Abreu. Salvador Cabañas. Uruguay- Paraguay
Apertura 2005. Matías Vuoso. Kléber Boas. Sebastián Abreu. Walter Gaitán. Argentina-Brasil-Uruguay-Argentina.
Y así podemos seguir hasta años atrás, cuando en el 2001, Jared Borgetti vuelve a poner a un Mexicano en la lista.

Por otra parte, el mayor goleador de todos los tiempos fue Evanivaldo Castro "Cabinho", Brasileño.

Decir que el fútbol debe de representar a una sociedad, es una idea romántica que no habla de un fútbol actual. Cuando veo equipos donde sólo entran nacionales, como si fuera un fundamentalismo, no me mueven ni un pelo, ya que los mejores jugadores del mundo, desde que nací, los he visto brillar en equipos extranjeros, llevando su magia a cualquier lugar.

Angel Panza dijo...

Creo que, lamentablemente, la inclusión de naturalizados en nuestra selección obedece más a un ánimo mercantilista, que a una intención de mejorar el desempeño del fútbol nacional. Saludos.

gorubu dijo...

Creo que también debemos decir que la selección es un reflejo de la liga. Que luego es reforzada por jugadores mexicanos que juegan afuera. Pero nuestra liga está repleta de extranjeros y naturalizados (quienes jurídicamente son mexicanos, pero culturalmente no dejan nunca de ser resistidos por muchos "mexicanos-mexicanos"). Creo que si nos pusiéramos en ese plan, gente como Javier Aguirre, Miguel España, Ricardo Peláez o Francisco Gabriel de Anda nunca hubieran podido enfundarse en la camiseta nacional. En fin, el otro punto donde lamentablemente la liga que tenemos se refleja en el tri, es en que los promotores pesan mucho. Y así como hay jugadores mexicanos cuya convocatoria no se justifica, pasa lo mismo con naturalizados como Vuoso. Hay varios mexicanos por nacimiento que andan en mejor momento que él -y que Franco- pero los promotores, en eterno contubernio con los directivos de los clubes, presionan para que sean convocados, lo cual inevitablemente eleva los cachés. Aunque después no jueguen el mundial, o la copa América, o la de oro, o la confederaciones, o el torneo de selecciones más próximo. Pero el haber sido alineados hace que sus promotores vendan a esos jugadores como gente que "formó parte del proceso" de formación de una selección. De esa manera, directivas tan estultas y/o dispendiosas como la de Tigres le pagará una suma superior a la de Jaguares o Morelia por el jugador Fulano, dado que "incluso ha llegado a ser seleccionado nacional". Ya tiene 31 años y sólo jugó media hora contra Islandia en un amistoso, pero eso es lo de menos en una liga como la nuestra...

Anónimo dijo...

Si la selección de un país fuera el reflejo de su liga, en el equipo de Inglaterra no habría un solo inglés. Y ni qué decir de España.

J. Lüver dijo...

Acá la cosa está en que no puedes comparar a ningún naturalizado mexicano con Podolski, simplemente por que no tenemos el nivel de la liga de allá, y si no lo tenemos, creeme, es por falta de extranjeros.

Deacuerdo en que Vuoso no tenía que estar ahí por su baja de juego, pero también creo que Sinha tiene que ser convocado.

Darth Chelerious dijo...

al fin y al cabo, un naturalizado nunca va a entender o sentir del todo lo que significa ganarle a los gringos en un mundial, esa es la diferencia.

chelas bronson dijo...

Anónimo no seas bestia, lo que dijo gorubu es que la selección es reflejo de la liga, pero siempre van y refuerzan a su selección los jugadores que juegan en otro lado. Al menos eso pasa en España (si bien la liga española se juega con muchos extranjeros, los jugadores españoles ocupan puestos clave en sus equipos, y los españoles que juegan fuera también). En Inglaterra juegan pocos ingleses, pero los que juegan lo hacen también cubriendo puestos clave, y en una liga hiper competitiva. Por eso les alcanza para armar una buena selección, aunque jamás al nivel de Alemania, Italia, Argentina, Brasil o la que en este momento tiene España.

Anónimo dijo...

POS YO DIGO QUE TENEMOS QUE NATURALIZAR A LUDUEÑA, CARNAL. ESE GUEY SÍ LA ARMA, ADEMÁS DE QUE NADIE PUEDE NEGAR QUE PARECE MÁS MEXICANO QUE MUCHOS PAISANOS. LO QUE TIENE DE FEO LO TIENE DE TALENTOSO, NO COMO EL TRONCO DEL VUOSO. POR CIERTO SE VE CAGANTE EL BAILECITO QUE HACE LAS RARAS VECES QUE METE UN GOL

FI dijo...

Si se trabajara de verdad en Fuerzas Básicas, no habria necesidad de optar por naturalizados.

Francisco dijo...

Hay que convocar a puro cabrón con panza chelera y que mida 1.60 para que la selección sí refleje la composición social del país (México: segundo país con más obesos en el mundo y promedio de altura de 1.63, según la ONU). Me cae que así sí ganamos el mundial.
O no, tengo una mejor idea: que el entrenador convoque a los jugadores con pasaporte mexicano que él crea que son los mejores en ese momento.

Don Neto dijo...

Claro Francisco, tienes mucha razón. Que Aguirre convoque a Franco, Vuosso, Sinha, Ludueña, Leandro Augusto, Gaytán y Mosqueda.

Al fin y al cabo los mexicanos somos, como dices, chaparros y panzones.

gabriel dijo...

aunque me temo que Sinha se cuese (cuece) aparte.