12 jun. 2009

Pesimismo vs. Realismo

POR: IGNACIO C.

Hola queridos compañeros, en los últimos dos días he leído y escuchado varias veces, en diversos foros y ambientes, que el fútbol mexicano en general tiene que cambiar y que mientras no cambie la forma en que opera habitualmente, nuestra liga y nuestra selección seguirán siendo mediocres, cuando no apestosas. En uno más de sus lúcidos análisis, Marco ha hecho una radiografía de lo que sucede con la inflazón de la selección, de los vicios y males que la aquejan, y de lo que los medios al servicio de la Federación quieren hacernos creer respecto al equipo nacional y el torneo local. Pero ¿saben qué? Me parece que lo peor de todo es que aunque no se califique al mundial y hagamos el ridículo en la eliminatoria, nada va a cambiar en nuestro entorno futbolero. El negocio no se va a volver más serio porque fracasemos bajo el esquema actual (mafia compuesta por federativos-directivos-promotores-televisoras).

Claro que DEBERÍA cambiar, máxime cuando es evidente que su sistema empieza a provocar severas pérdidas -no ir al mundial no es bueno para el negocio, por obvias razones- pero hay algo en todo esto que desafortunadamente está muy arraigado en México, y casi puedo ver a alguno de los miembros de la mafia mencionada justificando al fenómeno con la siguiente frase: "pues las cosas funcionarán mal bajo nuestro sistema, pero funcionan al fin y al cabo"... Vaya, pues si la gente de pantalón largo tiene esa mentalidad, ¿podemos esperar que la selección sea una potencia futbolística, al menos en el área de Concacaf?

Puede que todo esto suene como algo muy pesimista, pero solamente nos hemos dedicado a señalar las cosas que a nuestro juicio están mal y afectan negativamente al deporte que más nos gusta, y al que naturalmente quisiéramos ver gozando de una salud infinitamente mejor. Igualmente nos gustaría que la selección mexicana fuera verdaderamente competitiva, tal vez porque verla ganándole con cierta frecuencia a las potencias y goleando habitualmente a sus vecinos de la zona nos reafirmaría un poco en nuestra identidad nacional y tal vez tendríamos un sentimiento de pertenencia colectiva que nos proporcionara mayor satisfacción. Alguna vez escuché a un periodista de cierto prestigio sentenciar que "México no sería una potencia futbolística ni tendría un torneo digno hasta que el país no fuera considerado como de primer mundo". Tal vez tuviera razón, al menos si a lo que quería referirse era a que lo que se necesita que haya en la Federación, el arbitraje, la comisión de selecciones, la asamblea de dueños, las directivas de los equipos, los medios y todos los demás colectivos, es Ética. Así de simple, pero así de complicado; pues se requiere, en primer término, que se acaben las triquiñuelas y corruptelas que imperan en el medio. Que se rompa con los promotores que le venden bultos a los equipos, y que se impida que directivos corruptos -que generalmente no son dueños- los compren. Eso por poner sólo un ejemplo y dar una idea de por qué los extranjeros que vienen a jugar acá en muchos casos no tienen calidad, o al menos no son mejores que el promedio del jugador nacional. Me imagino que si quisieran traer a un paraguayo que tuviera más o menos la calidad de Pável Pardo o Andrés Guardado, querrían venderlo en no menos de quince millones de dólares. Pero no para que el club que lo vende gane esa cifra, sino para que el promotor y el directivo del club que lo compra se lleven una tajada descomunal. Y luego vienen a decir que el jugador mexicano "tiene el problema de estar sobrevaluado y que por eso sale poco a jugar a otros países".

Paradójicamente, hay varios países que son tanto o más tercermundistas que el nuestro y sin embargo han logrado figurar en el mapa futbolero, por la simple razón de que al menos en ese plano trabajan con un poco de decencia. Mientras no trabajemos así, el tri no conseguirá llegar ni siquiera al quinto partido de un mundial, por más que salgan buenos jugadores. Es un desperdicio de talento lamentable, pero finalmente, ¿de qué le sirve a uno ponerle los mejores ingredientes a un platillo, si el horno para cocinarlo no calienta?

3 comentarios:

Marco Dávila dijo...

Una vez más nos has mandado un muy buen artículo. Muchas gracias Ignacio.

ignacio dijo...

Gracias a ti Marco, es un gusto poder colaborar con un blog como el tuyo. Felicidades y un abrazo

oravla45 dijo...

Hablar mal del futbol mexicano y traspolarlo a la situacion nacional mas que un analisis parece una receta, el futbol mundial esta acaparado por 4 equipos y un colado de ultimas fechas, los demas incluyan a quien sea son simpleemnte del monton, por muy ligas premeires que tengan, que son exactamente igual, los mismos equipos se llevan el cam,peonato, los demas se conforman con migajas llamadas copas del rey y copas de consolacion