3 ene. 2013

¿Mercenarios? No, futbolistas



La realidad, señores, es que las únicas personas que tienen bien puesta la camiseta del equipo y no la cambiarían por más dinero que les pusieran sobre la mesa, son ustedes. No el dueño del club ni el director deportivo o la interminable sucesión de entrenadores. Y de un tiempo para acá, tristemente, tampoco los jugadores. Pueden llegar a querer mucho un club, pero su forma más grande de demostrarlo será reprimir la celebración de gol el día que jueguen en su contra. Hasta ahí.

No esperes que echen raíces en tu equipo porque el club confió en ellos, la hinchada los idolatra y la ciudad donde juegan los trata de maravilla. Vamos, ni siquiera un sueldo con muchos ceros garantiza que defiendan la misma camiseta toda su carrera, porque siempre habrá un equipo más adinerado que les haga sentir que la casa de cuatro recámaras con tres autos de lujo y vacaciones todo pagado en el mejor resort del Caribe que hoy día ya gozan, no son suficientes para ser feliz.

Un claro ejemplo de lo anterior es el desaire de Rafa Márquez al equipo que lo hizo futbolista, el Atlas de Guadalajara. 

Según él los directivos atlistas le ofrecieron un sueldo menor al que actualmente perciben varios futbolistas rojinegros cuyas trayectorias no se acercan ni tantito a la del michoacano, por lo cual no le quedó otro remedio que firmar con el León. Dicha versión ha sido desmentida por los altos mandos del club tapatío y su actual entrenador, Tomás Boy.

Verdad o no, resulta difícil digerir que el futbolista que hasta hace unos meses era el tercero mejor pagado de la MLS (solamente por detrás de David Beckham y Thierry Henry), se haya fijado en lo monetario justo en el momento en que el equipo que decía llevar tatuado en el corazón más lo necesita.

Ahora bien, Rafa Márquez no es el primero ni mucho menos el único futbolista que se mueve por un buen sueldo. Hace tiempo el futbol profesional dejó de ser un negocio más o menos rentable para convertirse en una complejísima industria global que genera billones de dólares al año.

Esto ha convertido a los jugadores en profesionistas especializados que sienten el mismo apego por su club como el que cualquiera de nosotros puede sentir por su trabajo; y así como ninguno de nosotros estaría dispuesto a sacrificar un sueldazo y quedarnos en el mismo lugar donde chambeamos por puro amor a la camiseta, ellos tampoco.

Hagámonos a la idea, pues, que ya no quedan futbolistas dispuestos a sacrificar lo económico por sudar la camiseta de un club en particular.
Hoy en día los únicos que no dudan en pagar de su bolsa con tal de defenderla durante toda una vida, son ustedes, la afición.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Si yo fuera Rafa Márquez, por mucho que quisiera al Atlas me parecería absurdo que el ridículo Vuoso ganara más que yo.

Isaid Jair dijo...

Triste situación, mirar a tu ídolo forrarse de dinero sin importarle la afición.

Juan Manuel Hoyos Trejo dijo...

Aun que soy seguidor de chivas, les puedo decir que queria ver a Marquez jugando de nuevo con el Atlas, lastima que el dinero lo vale todo en estos tiempos.

Jaime Castro dijo...

Este articulo me suena a queja, o no? pero porque satanisan así a los jugadores? para ellos el fut por mucho que lo disfruten, es un trabajo, es lo que les da de comer a sus familias, acaso son seres despreciables por querer avanzar en su campo de trabajo? En mi opinion hay que ir contra los dueños que prefieren comprar extranjeros que invertir en fuerzas basicas, porque salvo honrosos casos la mayoria de los extranjeros no realizan un buen papel, haber yo pregunto, Rafa, por mucho que ame al Atlas, ahora en sus probablemente ultimos años de juego, es la respuesta a el bajo nivel de juego que tiene Atlas? Rafa metera los goles? Rafa tapara todos los disparos a porteria? entonces que mas da si esta o no esta? si fue por dinero o no? yo creo que el asunto Rafa fue solo un distractor que la directiva de Atlas le ofrecio a su aficion y una adelantada excusa del porque los malos resultados pudieran darse.

Anónimo dijo...

Si vas a usar una fotografia que no tomaste tu, lo menos que puedes hacer es darle el credito a la persona o a la pagina de donde la obtuviste no crees ?

tadeo dijo...

Puede que en el medio nacional no los haya, pero están los Xavi, Iniesta, Buffon, Totti entre otros.

Cempazúchitl dijo...

Tienes toda la razón, editor.

AsH_K dijo...

Que estupidez, es como en cualquier trabajo, laboraras donde tenga la mejor oferta y se acabo

Luis Luna dijo...

De lo mejor que he leído.

Unknown dijo...

concuerdo con muchos y sobre todo con AsH_K , los futbolistas solo ven a sus equipos como un trabajo mas, lo que si da pena es ver a jugadores que ya no cuentan con el nivel suficiente para exigir un gran sueldo, y aun asi haya equipos "idiotas" que se los pagan solo generando que el ego del jugador se siga inflando!
al final de todo, los que simepre saldremos perdiendo, aunque gane nuestro equipo, indudablemente somos nosotros, LA AFICION!!

Anónimo dijo...

por favor son procesionales, todos van a donde mas valgan, solo los aficionados son leales a una camiseta no los jugadores. como hacen de una nota un drama, lo que hacen por llamar la atención

pepe corvina dijo...

Claro, ahora juegan con el mejor postor, es normal. Antes eso no pasaba porque todos o casi todos los equipos pagaban más o menos lo mismo (y por lo general no era mucho). Por eso en el aspecto económico al jugador le daba lo mismo quedarse en un club que ir a otro, entonces por lo general se quedaban en donde estaban a gusto o en el club por cuya camiseta sentían algo